Chile es el segundo pais de la region con mas opioides para cuidados paliativos

Los investigadores aseguran que, pese a que el país cuenta con suficientes analgésicos de este tipo para aliviar el dolor de todos los enfermos terminales, el acceso estaría concentrado solo en pacientes con cáncer.

 

Los cuidados paliativos son las atenciones que se le dan a un enfermo en etapa avanzada con la finalidad de aliviar fuertes dolores, entre otros síntomas.

Según un estudio realizado en 172 países y que se publica hoy en la revista The Lancet, Chile tiene 114% de disponibilidad de analgésicos para atender a todos los pacientes de este tipo. Así, se ubica en el segundo lugar de América Latina, superado únicamente por Argentina (115%).

Para hacer las mediciones, 35 investigadores hicieron un análisis entre la cantidad de medicamentos opioides que cada país declara a la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (JIFE) y las cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre el número de enfermos que requieren cuidados paliativos en cada nación.

"Estudiamos a fondo el caso de Chile y creemos que se encuentra muy bien al poder garantizar el medicamento, pero el problema es que el acceso está concentrado en pacientes con cáncer", dice a "El Mercurio" Felicia Knaul, presidenta de la comisión a cargo del estudio.

Mientras que en países de Europa el porcentaje de cobertura de medicamentos opioides para todas las enfermedades es de 86%, explica Knaul, en Chile solo se está cubriendo el 15% de la necesidad de todos los enfermos que requieren cuidados paliativos, pese a contar con drogas disponibles para todos.

"Chile es un líder de la región, por lo que sin dudas es un lugar donde se puede lograr el acceso universal", afirma.

El doctor Pedro Cruz, especialista del Programa de Medicina Paliativa y Cuidados Continuos de la U. Católica y coautor del estudio, opina que el hallazgo tiene que ver con la distribución de los recursos y el actual enfoque del programa de Garantías Explícitas en Salud AUGE-GES, sistema que solo contempla cuidados paliativos para cáncer.

"El que haya tanta disponibilidad tiene que ver con una política adecuada", dice. "El GES ha sido un tremendo logro, pero el tema es que tenemos una inequidad enorme porque si alguien muere de una insuficiencia cardíaca, que también causa mucho sufrimiento, no tiene garantizado el acceso a opioides", dice Cruz.

Inequidad y adicción

La investigación también arrojó que de las 300 toneladas de morfina que hay en el mundo, menos del 4% está en los países de ingresos medios y bajos. Solo en EE.UU. ocurre la situación contraria: una pandemia de opiodes. De hecho, este año se han registrado más de 47 mil muertes en ese país a causa del abuso de este tipo de fármacos.

El Presidente de la Sociedad de Anestesiología de Chile, Christian Nilo, plantea que esto podría replicarse en Chile pues, asegura, existen factores predisponentes en la sociedad.

"El abuso de alcohol es una potencialidad de riesgo, al igual que las alteraciones psiquiátricas en las cuales Chile es puntero", asegura Nilo.

Por el contrario, el doctor Cruz considera que el país estaría muy lejos de llegar a un nivel peligroso. En su opinión, la prescripción en Chile está mucho más supervisada que en otros lugares del mundo.

"El desafío es ampliar el acceso a otros pacientes, pero manteniendo la supervisión estricta en el uso", puntualiza Cruz.